Limpiar para sembrar


img_3295

“Hacia calor, bochorno necesitaba parar y beber un poco de agua así que me senté en la primera roca que encontré debajo de un árbol. Saqué mi botella de agua y cuando empecé a beber me encontré con esta imagen…

La buena mujer, iba recogiendo matojo a matojo para dejarlo todo “limpio de malas hierbas” y así evitar la rotura del templo por esas raíces perdidas. Incluso en muchas ocasiones recogía trozos que era casi invisible a mis ojos, la mujer se le veía tranquila y relajada”.

Soy impaciente lo reconozco quiero tenerlo, saberlo, comprenderlo, vivirlo, en ese mismo momento. Esa impaciencia hace que muchas veces me sienta impotente e incluso triste por no tener lo que quiero cuando mi objetivo es claro… y otras miro atrás en el tiempo y no veo el fruto que sembré y me desespero…

No obstante tengo claro que tengo que dedicar un tiempo a limpiar el camino para luego comenzar a cultivarlo.

Así que hoy te propongo un juego:

Ponte cómod@, cierra los ojos e imagínate que tienes el poder de limpiar una parte de tu camino para luego comenzar a cultivarlo y obtener beneficios.

¿Qué es lo primero que te ha venido a la cabeza?.

¿Tiene sentido para ti?.

Te animo a que comiences a limpiar ese pensamiento fugaz que te ha venido para luego sembrar… Si, sembrar, echar una semillita comenzar a regar y ver hasta dónde llega sin presión de tiempo; y cuando sintamos que ya es el momento recoger ese fruto.

Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.

M.Luther King

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s