Como la vida


Fuente

Cuando era pequeña y la feria de Córdoba comenzaba me encantaba ir para montarme en “los cacharritos” ( atracciones ). Aprovechaba el miércoles que era día del niño para subirme en todo lo que podía, ya que era el día más barato y siempre quedaba con mis amigos. 

Te cuento esto, porque hoy mientras caminaba por la sierra de Madrid y subía una cuesta me vino al pensamiento que los días no son sólo como una montaña rusa, van más allá son como una feria entera.

Te invito a que te des un paseo conmigo:

Cuando entras en la feria todo son luces, música, ruido, ilusión por ver qué te puede tocar en la tómbola, mucha gente. Pero conforme pasan los días las luces ya se hacen pesadas, la música demasiada alta, mucha gente pero pocos conocidos y ya te empieza a cansar el escuchar al señor de la tómbola gritando:

– ¡ Qué alegría, que alboroto, te ha tocado un perrito piloto!.

… Como la vida …

Continua andando, vamos a adentrarnos un poco más en la feria:

La primera atracción que nos vamos a montar es la de los coches de choque. Conducir un coche en esa edad, poder perseguir a alguien y chocarte con él sin que pase nada, esquivar cuando vienen a por tí,… y cuando mejor te lo estas pasando y has cogido carrerilla suena la bocina y el coche se para.

… Como la vida …

Nos bajamos de los coches y continuamos.

  • ¡Mira!., y señalándote una de mis atracciones preferidas , ¡ El canguro!. Te cojo de la mano y vamos corriendo a comprar el ticket.

Nos sentamos en la silla y nos aprietan el cinturón para que no nos caigamos, pero conforme la atracción comienza a funcionar los saltos y los brincos hacen que parezca que te vayas a salir del asiento. Risas, golpes… sigues saltando, te agarras fuerte al manillar para no caerte, muy fuerte porque se resbala y sigue saltando. La música suena, ya te duelen los brazos de sujetarte pero se para, te da una tregua y antes de poder darte cuenta vamos para atrás… y otra vez lo mismo. Y de nuevo para delante.. y para atrás… pero en cada parada ya sabes algo nuevo, ya tienes los trucos para no caerte para agarrarte y disfrutar de otra manera.

… Como la vida …

 Ahora eres tú quien me agarras del brazo y sin darme cuenta nos hemos montado en el tren de la bruja.

Cuantas veces nos hemos encontrado en el día a día que nos dan un escobazo y se nos queda la cara de… pero donde ha salido. El tren sigue y con él nosotros.

… Como la vida …

Te he perdido a la salida del tren, no se donde estas y sin quererlo acabo en un túnel oscuro, ¡la casa del terror!.

¿Cómo se saldrá de aquí?. El corazón late muy deprisa, gritas, te asustas e incluso seguro que alguna lágrima ha caído, sientes miedo. La oscuridad y la sensación de no saber que va a pasar te angustia, pero de repente ves un letrero que dice EXIT. Sales del túnel y todo cambia.

… un refrescón en las cataratas, después de tanta oscuridad. ¡Qué bien sienta un poco de agua fría!.

… Como la vida …

Veo un cartel que dice “ Casa del destino” y me adentro. Allí una señora sentada con una bola de cristal murmura cosas. Me siento en frente y comienzo a preguntarle:

¿Cual es mi futuro? ¿Mi misión? ¿Cómo será mi vida?. Sólo silencio… Señora dígame algo!.

Me encuentras en la tienda, me coges de la mano y continuamos caminando con la cabeza vuelta a tras mirando la bola de cristal que por más que la señora la miraba y murmuraba yo no conseguía ver nada.

… Como la vida …

Cuando consigo caminar recto, miro de frente … pero si soy yo! Y yo ! Y yo! Y tú!. Y entonces leo en un cartel “la casa de los espejos”. Me miró y me veo rara, aquí deformada, aquí delgada, aquí guapa, borrosa.

Que poco nos gusta mirarnos al espejo y que imagen tan distorsionada tenemos.

… Como la vida …

sala

Y si, quiero que me toque el maldito perrito piloto, así que me pongo en la cola compro unos boletos y con los dedos cruzados, los ojos cerrados y repitiéndome mi número una y otra vez, escucho otro… pues no será para mí, a seguir caminando.

… Como la vida …

Así que después de este repaso por la feria… me quedo con la montaña rusa que aunque suba y baje, y te dé algún susto siempre se que vuelve a empezar y al final siempre, siempre se sube.

Por que al fin y al cabo:

“ La vida es como una montaña rusa tiene sus altos y sus bajos.. pero tu eliges si te asustas o te diviertes”.

¿Qué te ha parecido este paseo por la feria?.

¿Echas de menos alguna atracción que se asemeje con tu vida?.

Montaña

Un comentario en “Como la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s