El paso del tiempo


Yo solía pensar que el tiempo era un ladrón, robando todo lo que amaba. Ahora comprendo que el tiempo te da algo antes de quitarte algo. Y cada día es un regalo, cada hora, cada minuto, cada segundo. – Alicia a través del espejo.

Cabizbaja y sin rumbo fijo comencé a caminar por las calles de Quito, hacía tiempo que no cogía la cámara para hacer fotos y quería volver a inspirarme y así, poder escribir algo y desconectar del día a día de aquí.

La realidad es que pereza se ha apoderado de mi creatividad y el trabajo es la excusa para no espabilarme.

En este corto paseo, me dirigí a un barrio que hay detrás del hotel y es alternativo (tipo Malasaña para los Madrileños): La Floresta.

Me colgué la mochila y cámara en mano comencé a caminar; las ideas comenzaron a fluir como los colores que brotaban de este pequeño árbol que le daba luz a la casa destruida por el tiempo y por nosotros.

… y CLICK:

04082019-IMG_7570

Después de entretenerme un rato con esta imagen, giré la calle y me encontré con un artista callejero que está  creando su imagen en ese mismo momento. Me acerqué

… y CLICK:

04082019-IMG_7574

Porque no hay nada como coger las riendas de tu vida y comenzar a pintar. O mejor:

No se trata de pintar tu vida, se trata de hacer viva la pintura. – Paul Cezanne

04082019-IMG_7576

Y en ese momento me quedé mirando los botes de pintura que había en el suelo e imaginé en todo lo que dibujaría si tuviera el tiempo, fue en ese instante cuando los  colores vinieron a mi mente, quería usar: amarillo, verde y morado con un toque de rojo para iluminar y ver con claridad el camino en el que estoy ahora mismo.

Y de esa forma llegué de nuevo a este graffiti que justo hace un año encontré y me maravillo porque su expresión decía tanto que me sentí identificada.

Y allí, estaba pero era diferente:

2018

img_0051

El tiempo había pasado por ella, tenía otra expresión, otro color, por un instante llegué a dudar si era la misma; y es entonces cuando me senté en la acera y mientras la contemplaba comencé a imaginar todo lo que habría visto durante ese último año, en ese callejón despertando con el rayo de sol reflejando en la señal metálica de enfrente, sobreviviendo en los días grises con lluvia, tormenta, soportando el frío de las noches o el calor que desprende el sol en la mitad del mundo cuando sale.

Y así en ese viaje de imaginación, entendí que el tiempo pasa, todo pasa y eso nos enriquece, nos hace ser diferentes pero eso al fin y al cabo es la vida, es lo que nos ayuda a seguir cuando detrás de la tormenta tardan algunos días en salir el sol.

2019

04082019-IMG_7583

En la vida todo llega, todo pasa y todo cambia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s