Amor de Otoño


Amor de Otoño

El otro día, iba caminado por Madrid y me enamoré!.

Si, me enamoré!.

Mientras iba canturreando esta canción:

“Como saber esperar a que las cosas vayan pasando y retrasar el final…
Hacer camino al ir caminando”.

Te ví.

Y decidí sentarme a mirarte, a contemplarte, y me embelese de tú belleza.

Debías ser muy simpático, porque la gente se acercaba a ti, te abraza y sonreía.
Y sinceramente, sentía envidia.

Así que decidí , cruzar la calle.
Te mire de frente y charlamos.

Allí descubrí que para llegar a brillar, era necesario caerse. ..

Caerse, mirar alrededor y ver qué estás acompañado…
Caerse y levantarse…
Caerse y descansar…
Pero que en tu camino era inevitable caerte.

En algunos casos será el propio viento quien te impulse a levantarte o moverte, y en otras una mano amiga aparecerá por el camino, te recogerá en sus brazos y te llevará contigo.

Y es que a veces queremos crecer tan rápido que nos perdemos en el propio camino.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s