El río de la vida


Río de la vida

Aceptar.

Aceptar lo que eres, lo que tienes, lo que has hecho. Esa es tú realidad en este momento.

Acepta que puedes cambiarlo.

Acepta que puedes luchar por tus sueños, y si no los conoces: ¡Mira a las estrellas!.

Es probable que una estrella fugaz te ilumine los ojos y te enseñe el siguiente paso.

Me pregunto si las estrellas se iluminan, para que algún día cada uno pueda encontrar la suya.- El Principito

Y si, cuando miras no la ves, no te preocupes. Todo está bien.

Para, descansa, conecta contigo, da el paso igualmente,

¡Todo comenzará a conectar solo!.

Confía.

A veces, somos la pieza que falta en ese puzzle que un día nos dieron, sin saber que era para construir nuestra propia vida.

¡Tú haces que sea posible!!.

Porque aceptar que somos uno, aceptarnos, amarnos, mirarnos, sonreírnos para despedirnos con un cálido abrazo eso, eso..

Aceptar eso, es como la gota de la lluvia que cae en un rio en movimiento:

En donde habrá momentos que la corriente haga que se pierda.

Que se estrelle contra una roca y crea que se ha roto.

Que se pare a descansar en una hermosa hoja que cayó con ella, y le ayudó a flotar.

O simplemente se deje llevar, fluir mientras disfruta.

Y en ese momento, es cuando se dé cuenta que es participe del maravilloso espectáculo del Río de la vida y de la belleza natural que produce su propio reflejo.

Y así, nadando, entre la corriente llega a la estrella que aquel día soñó con tocar.

Y es que a veces, sólo hay que dejarse amar, amarse y ver que ocurre.

¿Me acompañas?.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s