Ella


Ella perdió su dirección,
Su veleta, ya oxidada por el salitre Del Mar
No le dejaba orientarse.

Su norte era su sur y por el oeste amanecía para ver atardecer en el este.

El sonido de una luz lejana le sorprendió
Abrió sus brazos y dejó que el viento
La meciera hasta que se quedó dormida…

Continuará….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s