El valor de tu talento: MIMARSE


Hoy hablaba con un amigo de valorar nuestro trabajo, de valorar nuestro tiempo.

Nos quejamos que no lo tenemos y sin embargo lo regalamos sin mirar su precio.

Y es que, si te soy sincera, cada vez siento más que el tiempo es oro, y por eso hay que saber dónde o como lo invertimos.

La verdad, me cuesta poner el límite de donde está esa barrera.

A raíz de esto, y de varias conversaciones sobre proyectos futuros he llegado a entender cómo piensa mi cabeza:

“Si pagas por algo esperas un resultado, pero si lo haces gratis no”.

Mi conclusión es que a eso se le llama falta de confianza; y si tu confías en mí 

¿Quién soy yo para no hacerlo?.

Acabo el 2022 con muchos proyectos en mente, algunos dándoles formas y otros aún en la nebulosa de ¿te imaginas?.

Y si,  quiero imaginar, quiero soñar y como no: te espero en ellos conmigo.

Será un viaje hermoso y lleno de aventuras, te lo aseguro.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s